en Friki World 2.4

Arkham Horror, la caja

El otro día os hablaba de qué iba el juego, el Arkham Horror LCG y dejaba caer que tenía que hablar sobre la caja. Cuando compras el juego, te viene todo metido con sus sobres de plástico, las instrucciones, los tokens dentro de bolsitas, todo muy arreglado, pero claro, este orden se pierde en el primer momento que empiezas a jugar.

A partir de ahí, cada partida cuesta su tiempo para preparar cartas, mazos y demás, además que el espacio que tenemos en la caja no es del todo bueno para guardar las cosas.

En las primeras partidas, más o menos separaba los mazos por partes de la misión, de forma que lo tenía medianamente organizado, pero a partir de cada partida esto se hacía más complicado y sobre todo se necesitaba más tiempo para organizarlo todo.

Así que a partir de la caja que hizo Toni Blay me decidí tirar adelante y empezar un pequeño proyecto de manualidades (sí, rollo como los del cole) para hacerme mi propia caja personalizada de forma que lo tuviera todo bien organizado.

Mi idea era sencilla: dos filas de cartas y una tercera para tokens, con un doble piso así podría sacar la bandeja con los tokens que se usan más en cada partida. Algo que parecía en un principio algo complicado, pero que luego me di cuenta que era más tiempo y dedicación que otra cosa.

Así que me hice con cartón pluma y empecé a tomar medidas de lo que quería. Con la ayuda de un cúter y regla corté las diferentes partes de la caja. Mi idea era pintarla de negro, así que un poco de pintura y todo pintado, laterales y demás.

Una vez la tuve toda pintada y mientras se secaba, pensé en que tenía que darle un toque más diferente y fui a por un verde que tenía por casa, un verde muy de Chtulu, muy como el logo del Arkham, para darle ese toque escalofriante o tenebroso que quería que tuviera la caja.

Utilizando como base la caja original, puse una cartulina negra como base y sobre esa cartulina empecé a pegar las partes de cartón pluma en la caja, con las medidas que quería. Monté la bandeja y tocaba dejarlo secar.

Una vez secado, me di cuenta de un pequeño gran error: la tapa original de la caja no tapaba por completo todo, ya que al situar las cartas de forma apaisada, éstas quedaban muy por encima del borde. Así que me decidí por hacer también una tapa.

La tapa seguía los mismos requisitos que la parte interior, es decir, totalmente negra con toques verdes, pero aquí además imprimí el logotipo del juego y lo pegué en un trozo de cartón pluma cortado con su forma, para darle un poco de relieve, además, desgasté un poco los bordes, para darle un toque más siniestro y los pinté totalmente de verde.

Para la organización de las tarjetas, utilicé los separadores realizados por Troy Lawrence y traducidos al castellano por Toni Blay, unos separadores tremendos de los cuales no he utilizado todos, pero si algunos para separar lo que quiero de forma que queda todo totalmente organizado.

Estoy más que contento con el resultado final, ya que además me sobra bastante espacio para futuras ampliaciones con más campañas, vamos una caja nueva totalmente para el juego y con un toque siniestro, misterioso y muy Lovecraftiano para este tremendo Arkham Horror.

Escribe un comentario

Comentario