Mi viaje del físico al digital

Spotify

Siempre he dicho y siempre seré del cd, del álbum completo, de ese trabajo que el artista en cuestión ha hecho y ha ‘creado’, ese conjunto que cada vez menos se valora, pero que de vez en cuando irrumpe y hace que durante 45 minutos o 60 estés disfrutando de principio a fin.

Poco a poco eso se ha ido perdiendo, sobre todo por la irrupción de la música digital con iTunes y demás.

Ahora el último grito es el streaming, plataformas como Rdio, Beats Music y sobre todo Spotify están de nuevo relanzando la idea del single con sus listas y demás.

Hace relativamente poco me vi con el problema de tener que obligatoriamente pasar de mi amado formato físico al digital. Así que empecé a barajar opciones hasta probar Spotify, de la cual tenía una cuenta gratuita para probar en su día un par de cosas, pero que nunca jamas había usado, así que me puse a indagar más.

Mi primer miedo era ver si cualquier cosa que buscara estaría disponible, mi colección es amplia y con cosas extrañas (a veces hasta demasiado…). Otro tema es lo de los derechos en USA y aquí y cds que están disponibles allí y todavía aquí no, o directamente no lo están en el viejo continente, pero bueno, ese es otro cantar. Un ejemplo de esto es el último de Ne-Yo que está disponible ya en Spotify USA, pero que en Europa todavía no está porque el cd físico todavía no ha salido…

Las pruebas fueron positivas en un 90% de los casos, un alto valor y las novedades casi todas está disponibles desde el día que sale a la venta el cd, así que bien. Empecé como todos con la cuenta gratuita, pero esos parones cada X canciones para poner cuñas de música pachanguera o anuncios sin sentido me cortaban todo el rollo de oir un cd de inicio a final, o al menos de disfrutar bien de la música. Así que me puse a investigar la opción Premium.

Pregunté a varios conocidos que ya la tienen y sus impresiones fueron más que positivas al respecto, así que aprovechando la promo de 7 días gratis, subí mi cuenta a Premium y empecé a disfrutar. Corté por lo sano: ví que tenía en iTunes y todos esos álbums los agregué en Spotify, el cual por cierto, se pueden oir sin problemas los álbums de inicio a fin, sin necesidad de listas.

Después de esa semana de prueba, me convenció y ahora mismo soy usuario Premium de Spotify. La opción de tener la música offline, para el móvil y el tema de tener la misma música en todos los dispositivos es algo tremendo y que realmente me gusta.

Este ha sido mi paso de físico a digital. Compraré más cds físicos? sí, eso lo tengo claro, pero ahora en mucha menor cantidad, por mil razones diferentes, entre ellas que de momento Spotify me cumple para lo que quiero, es decir, disfrutar de los álbums y de la música.

Así que sí, uso Spotify ahora, pero nada de radios, ni listas, ni ver que hacen mis amigos ni nada similar, sigo oyendo los cds que oía antes y los nuevos que van saliendo, a mi ritmo y enteros como siempre me gustó y me seguirá gustando.

Música para el coche (vol.17)

Música para el coche

Nueva selección de cds para oir tranquilamente en el coche, de nuevo en formato vídeo de Instagram, de todo un poco de nuevo, pero todo jugonismo puro y duro…

Música para el coche (vol.16)

Música para el coche

Recupero los posts de Música para el coche, para actualizarlos un poco en forma de vídeo de Instagram…

#TBT400

El otro día lo anunciaba y hoy ya está disponible para su descarga y disfrute el #TBT400 o lo que es lo mismo el programa 400 de TBT: The Black Time, una bonita forma de celebrar algo que ni por asomo pensaba que llegaría…

El adiós de Toni Braxton

Leí la noticia hace unas semanas y realmente me impacto, Toni Braxton dejaba la música, bueno, más bien dejaba de grabar cosas nuevas… pero eso era como dejar la música para mi.

Toni Braxton ha sido una de mis solistas preferidas desde siempre, desde sus increíbles primeros 2 álbums (con Babyface en la producción) hasta los ritmos más actuales de los últimos, siempre, en un álbum de Toni Braxton encontrabas calidad y temazos.

Aún recuerdo cuando la primera vez que oí Breath Again en la radio, allá por el año 1994 cuando escuché la canción y apenas pillé de quien era… mi inglés no era nada del otro mundo por aquella época, así que evidentemente no pillé bien el nombre y acabé comprando el álbum de Brownstone en su lugar (álbum que me moló mucho por cierto) y claro, no estaba Breath Again.

Si os gusta el R&B y es la primera vez que habéis oído hablar de Toni Braxton, ya estáis tardando en escuchar a una de las más grandes divas que el R&B actual ha sacado con 6 álbums y de los cuales los dos primeros (Toni Braxton y Secrets) son auténticos CLASSICS.