JESTA2018

El pasado fin de semana fuimos a las JESTA2018 en Quart de Poblet, jornadas de juegos de mesa organizadas por JocsQuart, unas jornadas que nos permitió jugar a varios juegos familiares que disfrutamos como debe ser.

Lo primero que hay que decir, es que la afluencia de gente fue tremenda. Lleno todos los días e incluso el sábado por la tarde fue imposible sentarse para poder jugar a algo. Pero aún así, la organización estuvo más que bien y tanto los voluntarios como el personal de estas JESTA2018 estuvieron claramente a la altura.

Pero, ¿en qué consiste?

En estas JESTA2018, la idea es jugar a novedades que se encuentran dentro de un pasaporte (también pasaporte infantil), esos juegos te permiten conseguir puntos para un sorteo final de los juegos que has jugado, pero la gran idea es jugar, jugar y jugar.

Durante estos días hemos podido jugar a varios juegos, sobretodo familiares, ya que al ir acompañado de una pequeña mini jugona, esto te hace que el rango de juegos tenga un denominador común: niños.

Estos son los juegos que jugamos:

Pajarracos

Juego de cartas, muy sencillo y divertido, donde el objetivo es plantar frutales y acumular frutas, sin que los temibles pajarracos de los otros jugadores se coman nuestras plantaciones.

Reinas Durmientes

Otro juego de cartas, donde tenemos que despertar unas reinas dormidas e intentar conseguir 5 (o la suma de 50 puntos), pero hay caballeros, pócimas, dragones y muchas más cosas para conseguirlo. El mejor de todos sin duda.

Torre de Gatos

Aquí tenemos que hacer unas torres de gatos, dependiendo de lo que nos salga en el dado. Complicado por los materiales y al final todo se caía. No nos acabó de convencer y mucho mejor el Super Rino.

Covil

Este tenía ganas, pero entre que fuimos muy justos de tiempo y que las normas no eran fáciles de comprender, realmente no pudimos acabar una partida entera. Básicamente tienes tu reino y tienes que expandirte con ellos para conseguir más puntos.

Big Bazar

Juego de buscar parejas y cuando se encuentran, hay que hacer una pregunta, el primero que la acierta, se lleva las cartas. Sencillo, pero algo soso.

Conejito Burbuja

Este es el más infantil que jugamos, un memory de los de toda la vida, pero con dado para saber qué hay que buscar. Muy visual, pero para niños muy pequeños.

 

Evidentemente nos quedamos con ganas de poder haber probado más cosas, pero eso realmente nos quedamos contentos con la experiencia y más que probablemente repitamos el próximo año.

Los 5 de Pocket

Hoy en día nos llega un torrente de información que muchas veces es imposible poder asumirlo todo y lo que es más importante, hay muchas cosas interesantes que nos encantaría leer tranquilamente y o bien se nos pasa o bien nunca podemos encontrar tiempo.

Para esto existen numerosas opciones para ‘leer más tarde’, los propios navegadores ya la traen, pero sin duda dos de las más conocidas son Instapaper y Pocket.

El problema que tenía yo con Pocket es que al final me encontraba con una lista infinita de artículos y demás para leer, que nunca acababa leyendo, un síndrome de Diógenes digital de lectura imposible de saciar.

Así que hice algo que pensaba que me costaría más de lo que realmente me supuso. Cogí y de una lista de más de 1000 artículos, los borré todos, sin miramientos y sin echar la vista atrás de qué borraba o dejaba de leer.

A partir de aquí puedes decir: ‘Pero te va a pasar lo mismo!! vas a seguir llenándolo hasta que tengas que volver a limpiar‘. Sí, eso puede pasar, pero me lo voy a limitar a 5.

Mi idea es que nunca haya más de 5 artículos en Pocket. Esos 5 artículos que sean cosas que he ido guardando durante la semana y sacar un rato en el finde para bajarlos 0 o bajar ese número para así poder agregar más, pero nunca tener más de 5.

Llevo 3 semanas así y la verdad es que hace que seleccione mucho mejor la información y realmente lea lo que me gusta.

Es un ejercicio sencillo, pero que puede hacer que te centres más en lo que realmente necesitas o te gusta.

Arkham Horror, la caja

El otro día os hablaba de qué iba el juego, el Arkham Horror LCG y dejaba caer que tenía que hablar sobre la caja. Cuando compras el juego, te viene todo metido con sus sobres de plástico, las instrucciones, los tokens dentro de bolsitas, todo muy arreglado, pero claro, este orden se pierde en el primer momento que empiezas a jugar.

A partir de ahí, cada partida cuesta su tiempo para preparar cartas, mazos y demás, además que el espacio que tenemos en la caja no es del todo bueno para guardar las cosas.

En las primeras partidas, más o menos separaba los mazos por partes de la misión, de forma que lo tenía medianamente organizado, pero a partir de cada partida esto se hacía más complicado y sobre todo se necesitaba más tiempo para organizarlo todo.

Así que a partir de la caja que hizo Toni Blay me decidí tirar adelante y empezar un pequeño proyecto de manualidades (sí, rollo como los del cole) para hacerme mi propia caja personalizada de forma que lo tuviera todo bien organizado.

Mi idea era sencilla: dos filas de cartas y una tercera para tokens, con un doble piso así podría sacar la bandeja con los tokens que se usan más en cada partida. Algo que parecía en un principio algo complicado, pero que luego me di cuenta que era más tiempo y dedicación que otra cosa.

Así que me hice con cartón pluma y empecé a tomar medidas de lo que quería. Con la ayuda de un cúter y regla corté las diferentes partes de la caja. Mi idea era pintarla de negro, así que un poco de pintura y todo pintado, laterales y demás.

Una vez la tuve toda pintada y mientras se secaba, pensé en que tenía que darle un toque más diferente y fui a por un verde que tenía por casa, un verde muy de Chtulu, muy como el logo del Arkham, para darle ese toque escalofriante o tenebroso que quería que tuviera la caja.

Utilizando como base la caja original, puse una cartulina negra como base y sobre esa cartulina empecé a pegar las partes de cartón pluma en la caja, con las medidas que quería. Monté la bandeja y tocaba dejarlo secar.

Una vez secado, me di cuenta de un pequeño gran error: la tapa original de la caja no tapaba por completo todo, ya que al situar las cartas de forma apaisada, éstas quedaban muy por encima del borde. Así que me decidí por hacer también una tapa.

La tapa seguía los mismos requisitos que la parte interior, es decir, totalmente negra con toques verdes, pero aquí además imprimí el logotipo del juego y lo pegué en un trozo de cartón pluma cortado con su forma, para darle un poco de relieve, además, desgasté un poco los bordes, para darle un toque más siniestro y los pinté totalmente de verde.

Para la organización de las tarjetas, utilicé los separadores realizados por Troy Lawrence y traducidos al castellano por Toni Blay, unos separadores tremendos de los cuales no he utilizado todos, pero si algunos para separar lo que quiero de forma que queda todo totalmente organizado.

Estoy más que contento con el resultado final, ya que además me sobra bastante espacio para futuras ampliaciones con más campañas, vamos una caja nueva totalmente para el juego y con un toque siniestro, misterioso y muy Lovecraftiano para este tremendo Arkham Horror.

Arkham Horror, el juego de cartas

Desde hace ya un tiempo por casa estamos jugando bastante a juegos de mesa, ya no a los típicos y míticos, sino yendo un poco más allá en nuestras elecciones. Poco a poco me fui metiendo en el mundo y gracias a Toni Blay, me enseñó que habían unos juegos que eran para un solo jugador, entre ellos el juego de cartas del Arkham Horror.

Basado en la mitología de H.P. Lovecraft, Arkham Horror es un juego de cartas LCG, es decir, Live Card Game o lo que es lo mismo, un juego que poco a poco va a ir recibiendo extensiones y más campañas, vamos que no se acaba en el momento que compras la primera caja.

Sabiendo esto, me hice con él y puedo decir que se trata de un juego realmente molón. Con un nivel de adicción que me recuerda a aquellas míticas aventuras gráficas de LucasArts, ya que las acciones que hagas o dejes de hacer van a tener su repercusión en la siguiente parte y eso que de momento sólo he jugado a la campaña que viene con el juego inicial, en este caso llamada La noche de la fanática, pero para saber un poco de qué va el Arkham, vamos a cómo se describe el propio juego y su intra historia.

En la tranquila ciudad de Arkham, en Massachusetts, un pequeño grupo de intrépidos investigadores quiere descubrir la naturaleza de un siniestro peligro que amenaza a la humanidad. ¡Pero cuidado! En el reino arcano habitan innumerables horrores, y los investigadores deberán aferrarse como puedan a su cordura y lograr sobrevivir.”

Tú eres uno de estos investigadores y a partir de acciones de las propias cartas y mediante un complejo sistema de acciones y turnos, el cual una vez jugadas unas partidas le coges enseguida el ritmo, debes ir avanzando (o no) en dicha misión, todo envuelto con unas cartas brutalmente diseñadas y con una aura de misterio y terror que lo cubre todo.

Es un juego difícil, pero no por su forma de jugar (aunque las primeras partidas puedan parecerlo…), sino en la complejidad para llevar a éxito tus investigaciones, ya que podríamos decir que la idea es que lo pases mal y donde casi siempre los seres mitológicos van a ganar… Lo cual hace todo más adictivo y viciante.

Con la caja inicial se pueden jugar 1-2 jugadores y de la caja quiero hablar… pero eso lo dejaremos para otro día… de momento, vámonos todos a Arkham a ver sus misterios…

Dragon Quest IV: Capítulos de los Elegidos

Hacía mucho tiempo que tenía un juego pendiente en mi vieja Nintendo DS Lite, que compré hace ya muchos años y por unas cosas u otras no había podido disfrutar todavía, además, sabía que iba a ser un juego largo, de los de disfrutar tranquilamente, más que nada por mi experiencia anterior con otro de la misma saga, sí, hablo de Dragon Quest IV: Capítulos de los Elegidos.

Este Dragon Quest es algo diferente al resto de la saga, este Capítulos de los Elegidos, como bien indica su nombre, está separado por partes, una serie de episodios que parecen que no tienen que ver unos con los otros, donde en cada uno de ellos se nos va presentando a los diferentes protagonistas de la historia, 5 capítulos que al final se unen para dar sentido a un objetivo común.

Con muchos de los estándares de los juegos RPG, este Dragon Quest es un Dragon Quest, y con esto estoy diciéndolo casi todo, es decir, encontraréis mazmorras donde será casi imposible pasar si no llegáis con cierto nivel y os tocará entrenarlos para llegar a un cierto nivel para poder derrotar a ese bicho que os incordia tanto. Sí, eso es un Dragon Quest (y también un Final Fantasy, por decirlo de alguna forma), pero cuando te pones con este tipo de RPG o mejor dicho JPRG, sabes o tienes que saber, a lo que vas.

Vas a por un juego largo, complejo y a veces, porque no decirlo, desesperante, donde muchas veces no sabes qué hacer o dónde ir, pero con una historia de fondo que te hace imposible dejarlo y sólo quieres saber qué va a pasar a continuación. Este Dragon Quest IV cumple con todo eso y más, ya que su estructura de capítulos lo hace mucho más llevable a la hora de ir siguiendo la historia, aún así, como buen RPG te recomendamos paciencia y saber que vas a una aventura larga, muy larga.

Si te gustan los JRPG este DQIV es un muy buen ejemplo de lo que quieres y buscas, con sus combates por turnos, con su divertida e interesante (y larga) historia, así que si alguna vez has jugado a un Dragon Quest sabes de lo que te estoy hablando y este Capítulos de los Elegidos no te va a defraudar y vas a disfrutar de los personajes creados por el genio de Akira Toriyama.