Arkham Horror, la caja

El otro día os hablaba de qué iba el juego, el Arkham Horror LCG y dejaba caer que tenía que hablar sobre la caja. Cuando compras el juego, te viene todo metido con sus sobres de plástico, las instrucciones, los tokens dentro de bolsitas, todo muy arreglado, pero claro, este orden se pierde en el primer momento que empiezas a jugar.

A partir de ahí, cada partida cuesta su tiempo para preparar cartas, mazos y demás, además que el espacio que tenemos en la caja no es del todo bueno para guardar las cosas.

En las primeras partidas, más o menos separaba los mazos por partes de la misión, de forma que lo tenía medianamente organizado, pero a partir de cada partida esto se hacía más complicado y sobre todo se necesitaba más tiempo para organizarlo todo.

Así que a partir de la caja que hizo Toni Blay me decidí tirar adelante y empezar un pequeño proyecto de manualidades (sí, rollo como los del cole) para hacerme mi propia caja personalizada de forma que lo tuviera todo bien organizado.

Mi idea era sencilla: dos filas de cartas y una tercera para tokens, con un doble piso así podría sacar la bandeja con los tokens que se usan más en cada partida. Algo que parecía en un principio algo complicado, pero que luego me di cuenta que era más tiempo y dedicación que otra cosa.

Así que me hice con cartón pluma y empecé a tomar medidas de lo que quería. Con la ayuda de un cúter y regla corté las diferentes partes de la caja. Mi idea era pintarla de negro, así que un poco de pintura y todo pintado, laterales y demás.

Una vez la tuve toda pintada y mientras se secaba, pensé en que tenía que darle un toque más diferente y fui a por un verde que tenía por casa, un verde muy de Chtulu, muy como el logo del Arkham, para darle ese toque escalofriante o tenebroso que quería que tuviera la caja.

Utilizando como base la caja original, puse una cartulina negra como base y sobre esa cartulina empecé a pegar las partes de cartón pluma en la caja, con las medidas que quería. Monté la bandeja y tocaba dejarlo secar.

Una vez secado, me di cuenta de un pequeño gran error: la tapa original de la caja no tapaba por completo todo, ya que al situar las cartas de forma apaisada, éstas quedaban muy por encima del borde. Así que me decidí por hacer también una tapa.

La tapa seguía los mismos requisitos que la parte interior, es decir, totalmente negra con toques verdes, pero aquí además imprimí el logotipo del juego y lo pegué en un trozo de cartón pluma cortado con su forma, para darle un poco de relieve, además, desgasté un poco los bordes, para darle un toque más siniestro y los pinté totalmente de verde.

Para la organización de las tarjetas, utilicé los separadores realizados por Troy Lawrence y traducidos al castellano por Toni Blay, unos separadores tremendos de los cuales no he utilizado todos, pero si algunos para separar lo que quiero de forma que queda todo totalmente organizado.

Estoy más que contento con el resultado final, ya que además me sobra bastante espacio para futuras ampliaciones con más campañas, vamos una caja nueva totalmente para el juego y con un toque siniestro, misterioso y muy Lovecraftiano para este tremendo Arkham Horror.

Arkham Horror, el juego de cartas

Desde hace ya un tiempo por casa estamos jugando bastante a juegos de mesa, ya no a los típicos y míticos, sino yendo un poco más allá en nuestras elecciones. Poco a poco me fui metiendo en el mundo y gracias a Toni Blay, me enseñó que habían unos juegos que eran para un solo jugador, entre ellos el juego de cartas del Arkham Horror.

Basado en la mitología de H.P. Lovecraft, Arkham Horror es un juego de cartas LCG, es decir, Live Card Game o lo que es lo mismo, un juego que poco a poco va a ir recibiendo extensiones y más campañas, vamos que no se acaba en el momento que compras la primera caja.

Sabiendo esto, me hice con él y puedo decir que se trata de un juego realmente molón. Con un nivel de adicción que me recuerda a aquellas míticas aventuras gráficas de LucasArts, ya que las acciones que hagas o dejes de hacer van a tener su repercusión en la siguiente parte y eso que de momento sólo he jugado a la campaña que viene con el juego inicial, en este caso llamada La noche de la fanática, pero para saber un poco de qué va el Arkham, vamos a cómo se describe el propio juego y su intra historia.

En la tranquila ciudad de Arkham, en Massachusetts, un pequeño grupo de intrépidos investigadores quiere descubrir la naturaleza de un siniestro peligro que amenaza a la humanidad. ¡Pero cuidado! En el reino arcano habitan innumerables horrores, y los investigadores deberán aferrarse como puedan a su cordura y lograr sobrevivir.”

Tú eres uno de estos investigadores y a partir de acciones de las propias cartas y mediante un complejo sistema de acciones y turnos, el cual una vez jugadas unas partidas le coges enseguida el ritmo, debes ir avanzando (o no) en dicha misión, todo envuelto con unas cartas brutalmente diseñadas y con una aura de misterio y terror que lo cubre todo.

Es un juego difícil, pero no por su forma de jugar (aunque las primeras partidas puedan parecerlo…), sino en la complejidad para llevar a éxito tus investigaciones, ya que podríamos decir que la idea es que lo pases mal y donde casi siempre los seres mitológicos van a ganar… Lo cual hace todo más adictivo y viciante.

Con la caja inicial se pueden jugar 1-2 jugadores y de la caja quiero hablar… pero eso lo dejaremos para otro día… de momento, vámonos todos a Arkham a ver sus misterios…

Dragon Quest IV: Capítulos de los Elegidos

Hacía mucho tiempo que tenía un juego pendiente en mi vieja Nintendo DS Lite, que compré hace ya muchos años y por unas cosas u otras no había podido disfrutar todavía, además, sabía que iba a ser un juego largo, de los de disfrutar tranquilamente, más que nada por mi experiencia anterior con otro de la misma saga, sí, hablo de Dragon Quest IV: Capítulos de los Elegidos.

Este Dragon Quest es algo diferente al resto de la saga, este Capítulos de los Elegidos, como bien indica su nombre, está separado por partes, una serie de episodios que parecen que no tienen que ver unos con los otros, donde en cada uno de ellos se nos va presentando a los diferentes protagonistas de la historia, 5 capítulos que al final se unen para dar sentido a un objetivo común.

Con muchos de los estándares de los juegos RPG, este Dragon Quest es un Dragon Quest, y con esto estoy diciéndolo casi todo, es decir, encontraréis mazmorras donde será casi imposible pasar si no llegáis con cierto nivel y os tocará entrenarlos para llegar a un cierto nivel para poder derrotar a ese bicho que os incordia tanto. Sí, eso es un Dragon Quest (y también un Final Fantasy, por decirlo de alguna forma), pero cuando te pones con este tipo de RPG o mejor dicho JPRG, sabes o tienes que saber, a lo que vas.

Vas a por un juego largo, complejo y a veces, porque no decirlo, desesperante, donde muchas veces no sabes qué hacer o dónde ir, pero con una historia de fondo que te hace imposible dejarlo y sólo quieres saber qué va a pasar a continuación. Este Dragon Quest IV cumple con todo eso y más, ya que su estructura de capítulos lo hace mucho más llevable a la hora de ir siguiendo la historia, aún así, como buen RPG te recomendamos paciencia y saber que vas a una aventura larga, muy larga.

Si te gustan los JRPG este DQIV es un muy buen ejemplo de lo que quieres y buscas, con sus combates por turnos, con su divertida e interesante (y larga) historia, así que si alguna vez has jugado a un Dragon Quest sabes de lo que te estoy hablando y este Capítulos de los Elegidos no te va a defraudar y vas a disfrutar de los personajes creados por el genio de Akira Toriyama.

Aventuras y desventuras de un jugador eventual (y lamentable) de Pokémon GO

img_6463

Hace ya unas semanas, casi podríamos decir meses salía al mercado un juego que en cierto modo, todo el mundo estaba esperando desde hace unos 20 años, Pokémon GO, un juego donde así dicho rápidamente y sin pestañear convierte tu móvil en un cazador de Pokémons, además con realidad aumentada.

El boom del juego fue brutal, todos seguro que a estas alturas visteis los vídeos y los tuits de gente que iba desde cogiendo canoas para ir al centro de un lago, hasta avalanchas de gente de Central Park para cazar cierto bicho difícil de conseguir.

Un servidor fue de los primeros consumidores de Pokémon, allá por 1999 salía en España los primeros juegos de Pokémon, en su edición roja y azul, y además iba todo esto acompañado de la serie de anime que empezó a emitir Telecinco, además que venía con una de esas absurdas polémicas que tanto nos gustan aquí, como es que causaba epilepsia debido a las imágenes parpadeantes de cuando Pikachu lanzaba su ataca, una tontería como una casa, pero que llenó bastante telediarios por aquella época. Tuve el Pokémon rojo para Game Boy, veía la serie de dibujos (normalita todo sea dicho) e incluso vi la primera peli que sacaron en cine…en una sala de cine, sí eran otros tiempos. Luego con el paso de los meses y años, pues tienes otras preocupaciones y demás, y la fiebre Pokémon pasó en mi…hasta que se anunció Pokémon GO.

En mi móvil tengo actualmente 0 juegos, no lo uso como herramienta para jugar, sino más bien para trabajo y día a día con redes sociales, así que instalar este juego era algo como un hito para mi y más el tipo de juego que era.

Lo más divertido en el día de su salida fue evidentemente que no salió en España en la primera ronda de países, como no, por supuesto, así que tocaba esperar mientras medio mundo no paraba de cazar Zubats y Rattatas…tranquilos, no se iban a acabar.

img_6460

Por fin llegó el día y pude descargarlo, no sin algún que otro problema con los servidores, los cuales, evidentemente no paraban de fallar y la descarga fue algo tediosa la verdad, pero al final tenía el juego en mi móvil y me puse a cazarlos.

Como todo el mundo decía, lo más divertido era activar la Realidad Aumentada y ver al bicho ahí, delante tuya, sentado en una silla, dispuesto a ser cazado y pasar a tu colección Pokemonil.

Así pasaron los días y siempre que tenía un hueco, no muchos la verdad, paraba y me ponía a ver que tenía a mi alrededor, Zubats y Rattatas por todos los lados, casi siempre los mismos, a no ser que te tuvieras que mover mucho, lo cual no era mi caso, pero yo sí tenía un objetivo en mente: conseguir un gimnasio.

Tengo uno cerca de casa, y ese me puse como objetivo, así que de vez en cuando iba mirando qué había por allí y siempre veía a los mismos, con niveles inalcanzables para un normal y patético entrenador Pokémon como yo…pero un día lo vi factible y fui a por él.

Yo, con un cutre nivel 7 conseguí un gimnasio después de una titánica batalla que hizo que mi Pokémon acabará a la mínima, pero sí, era el rey, el jefe y capo del gimnasio que quería…eso sí, durante aproximadamente 5 minutos que es lo que tardaron en volvermelo a birlar, pero ey! me daba igual, había conseguido un gimnasio!.

img_6544

Conforme fue pasando el verano y las vacaciones, cada vez que íbamos a un sitio diferente, siempre encontraba un rato para ir cazando Pokémons, no mucho rato la verdad, pero oye, siempre encontraba alguno que otro diferente e interesante. Eso sí, Zubats todos los que queráis y más…

Así, llegué a un bonito nivel 10, me sentí contento, alegre y con algo ya conseguido, ya que aunque después los niveles ya son más difíciles de conseguir, ese 10 significaba algo para mi. Estuve a poco de conseguir otro gimnasio, de hecho, técnicamente creo que lo logré, pero el servidor petó en una de sus idas de olla constantes y luego cuando volví a verlo, ya no era mío, así que no se si realmente fue durante algún segundo de mi propiedad.

img_6751

Con esto llegó poco a poco el final del verano o mejor dicho, el final de las vacaciones y la vuelta a mi entorno donde por unos motivos u otros no podía ir ya sacando el móvil con esa libertad para ir criando huevos o yendo a Pokestops a por Pokeballs…no, ya no podía ir haciendo estas cosas.

Un buen día, y en una de estas que abrí la aplicación, intentando cazar un Bulbasur que por cierto no tenía, y me quedé sin Pokeballs, 0, nada… y claro, para conseguir más, tenía que ir a la Pokestop más cercana y allí buscarlas…me puse a pensar en que eso ahora mismo era complicado y más cuando tienes otro tipo de cosas que cazar, así que ese fue el momento en que pensé que mi época de entrenador de Pokémon GO había acabado.

img_6468

Ha sido un bonito verano cazando esos bichos entrañables y porque no decirlo, molones con la ayuda de mi móvil, ya no usaba la RA, sino iba al paisaje predeterminado (mucho más fácil de cazarlos por cierto), ya me cansaba de siempre los mismos, de los fallos del servidor, así que era momento de acabar con mi nivel 10.

Y así, acabó mi historia en Pokémon GO, con las ganas de todas esas novedades que dicen que van a implementar, cómo los ‘amigos’ o poder intercambiar Pokémons con otra gente, o combates…no se, cosas que hubieran hecho la experiencia más divertida.

Aún así, ha estado bien, ha sido divertido volver unos años atrás y sentirte un entrenador como los de la serie, pero ahora, por un servidor, se acabó Pokémon GO…y me quedé con las ganas de pillar un Pikachu 🙁.

Lego Star Wars: Imperial Shuttle Tydirium

Imperial Shuttle Tydirium #wow #lego #starwars #legostarwars #tydirium #imperialshuttletydirium

Una foto publicada por David Chanzá Téllez (@davidchanza) el

Desde hace ya algunos años, uno de mis vicios, por llamarlo de alguna forma, son los Legos y si pueden ser de Star Wars, infinitamente mejor.

Desde la mítica X-Wing, pasando por el no menos mítico Halcón Milenario, ya han pasado muchas naves por mis manos. Esta vez le ha tocado el turno a la lanzadera Imperial Tydirium, uno de los transportes más míticos de la saga y muy usado por Darth Vader, aunque también fue pieza clave en el final de El Retorno del Jedi…

Lo he pasado en grande montándola, ya que aunque su tamaño digamos que es medio/grande, contiene multitud de piezas pequeñas que hay que ir muy atentos para ponerla en su lugar.

Bien sea con las alas desplegadas o cogidas, la nave es jugona a más no poder.

En mi Snapchat (davidchanza) he ido subiendo como iba el proceso de montaje y ese es el vídeo que podéis ver ahora aquí abajo,…

Lego Star Wars: Imperial Shuttle Tydirium from dvdwebz on Vimeo.

Ahora a pensar nuevos objetivos…