en Webeando

Uno de esos días

Es divertido cuando te planteas la semana y ves que de repente todo cambia de un día a otro y tienes que hacer un proyecto en casi tiempo record.

Esto hace que todo cambie, es decir, la planificación semanal se va al garete, ya que el plazo de entrega para el nuevo proyecto lo exige. A partir de ese momento el tempo que llevabas cambia y lo que toca es ponerse manos a la obra con el 200% de facultades para acabarlo.

Luego llegamos al momento de la entrega, la cosa va bien para que nos vamos a engañar, pero justo cuando piensas que empieza el fin de semana, te das cuenta que no, que aún te quedas cosas que hacer, que desgraciadamente no sale a la primera.

Y en esa estamos, haciendo y haciendo para que el lunes esté todo perfecto y nadie se de cuenta de nada…

Escribe un comentario

Comentario