en Friki World 2.4

Jugando a… Bloodstained: Ritual of the Night

Estas navidades, tanto Papa Noel como los Reyes Magos han tenido a bien dejar en casa una flamante Nintendo Switch, con ella, se abría un amplio abanico de posibilidades tanto familiares, pero también en mi caso algunos juegos de estos que tenías hace tiempo en el punto de mira y por fin puedas jugar. Este es el caso de Bloodstained: Ritual of the Night.

El juego está creado por (entre otros) Koji Igarashi, productor durante 10 años en Konami de muchos de los Castlevania que más he disfrutado como el mítico Symphony of the Night, que es sin duda uno de los clásicos de este mundo videojueguil; y claro, la mano de Igarashi se nota, ya que el juego destila Castlevania por los 4 sentidos.

Bloodstained: Ritual of the Night es lo que se conoce como un Metroidvania, es decir una mezcla de generos de investigación y algo de exploración, mezclado con plataformas, toques de RPG y demás que han hecho de la saga Castlevania algo dentro de la historia de los videojuegos, donde encarnamos el papel de Miriam, una joven que ha despertado de un extraño sueño después de que unos alquimistas hayan experimentado con ella mediante invocación de demonios.

El mapeado es grande no, lo siguiente, lo cual se agradece muy mucho, ya que disfrutas con todos los guiños al mítico castillo de Drácula (Clock Tower incluida…) y actualmente yo estoy más o menos al 40% y me da la sensación de haber visto ya mucho.

Con todo esto, Bloodstained es un juego que si has disfrutado alguna vez de algún Castlevania, lo vas a gozar desde el primer momento que empieza, ya que si Miriam tuviera de apellido Belmont y el malo maloso fuera primo lejano de Drácula, el juego podría ser un Castlevania total y absoluto.

Escribe un comentario

Comentario